Lugares de interés

Maià de Montcal, es un pueblo que está entre tres comarcas. Forma parte de la comarca de la Garrotxa y limita con l'Empordà  y El Plà de l'Estany. Eso provoca que en poco tiempo de viaje podamos disfrutar de paisajes y localizaciones totalmente diferentes. 

A tan sólo veinte minutos en coche, nos podemos adentrar en la zona volcánica por excelencia de la península, toda la zona está protegida al formar parte del Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa. Una visita obligada a tan especial territorio.

Mucho más cerca, tenemos la comarca del Pla de l'Estany, con su capital Banyoles, un pueblo que crece alrededor del lago natural más grande de Catalunya , l'Estany de Banyoles. Su calma, sus "pesqueras", su camino alrededor... hacen de este paraje, una zona perfecta para ver aves y andar un poco en su terreno totalmente llano.

Si nos apetece una visita mucho más cultural, tenemos a treinta kilómetros Figueres y el Teatro-Museo Dalí. El mayor objeto surrealista del mundo, que ocupa el edificio del antiguo Teatro Municipal, una construcción del siglo XIX que fue destruida al final de la Guerra Civil y sobre estas ruinas, Dalí decidió crear su museo.

No podemos prescindir de un paseo por las calles de Girona, una bonita ciudad a escala humana pero con el atractivo de las grandes ciudades. El atractivo de Girona se completa con la sugerente judería, o call, las bellísimas calles y plazas porticadas, los exultantes espacios barrocos y las construcciones novecentistas de Rafael Masó.

Si nos apetece un día de playa, en cuarenta minutos estamos en la playa. Podemos escoger el pueblo que más nos guste de la Costa Brava e incluso disfrutar de una de las maravillas que nos han dejado los griegos y romanos en Empúries.